Fuentes humanas (parte 2)

sábado, julio 12, 2014


En la entrada de hoy vamos a analizar las fuentes humanas que posiblemente tengáis ya instaladas en vuestro ordenador, e indagaremos qué pueden aportarnos en un diseño.


En la entrada anterior aprendimos las características básicas que distinguen las fuentes humanas, ligadas a su origen histórico en la Italia de finales del s.XV. También mencioné las fuentes que se consideran mejor diseñadas y que permanecen como clásicos, como la Adobe Jenson, la Kennerley y la Berkeley Old Style. Para poder instalarlas deberemos comprar sus licencias. Es cierto que podéis encontrar versiones gratuitas en Internet, pero yo no lo recomiendo. Generalmente son copias de mala calidad, y al final  vuestro diseño se resentirá.

La opción para los que no podemos invertir en buenas familias tipográficas es adaptarnos a las que ya disponemos. Dado el número tan grande de usuarios de Windows hice una lista clasificando las tipografías que ya nos podemos encontrar instaladas. Os la podéis descargar en esta entrada.

Así dentro del grupo de humanas podemos encontrar las siguientes tres familias tipográficas:

Centaur


La Centaur es considerada una de las mejores versiones de letra romana antigua, y se inspira en la obra del impresor veneciano Nicholas Jenson. Fue diseñada por Bruce Rogers en 1914 para las publicaciones del Metropolitan Museum de Nueva York.

La aparición de las cursivas se liga cronológicamente al siguiente grupo de la clasificación, las garaldas. Pero es frecuente que se dote también a las venecianas de caracteres itálicos.

La cursiva de la Centaur se diseñó posteriormente, en 1923, inspirándose en la es la Arrighi Italic de Frederic Warde 1923. Es una lástima que Microsoft optara por no incorporarla, porque a pesar de ser una fuente Open Type, de las tres es la que menos caracteres posee.

High Tower Text


Fue diseñada por Tobias Frere-Jones en 1994 para the Journal of the American Institute of Graphic Arts. Es una versión más moderna de la romana de Jenson.

Mantiene el poco contraste y la densidad de color característica, con un aspecto un poco más suave y redondeado.

Las trazos descendientes son algo más cortos. El bucle de la a y de la e minúscula es sensiblemente más ancho para mejorar la legibilidad.

Es la única que incorpora números de estilo antiguo. Observad que tienen trazos ascendentes y descentes, como si de minúsculas se tratara. La intención de su diseño es que puedan armonizar con las minúsculas, de manera que se consiga una mancha de texto más homogénea. En cambio es totalmente desaconsejado para utilizar en tablas de cálculo.

Californian FB


Fue diseñada por Frederic Goudy en 1938 para la University of California Press. La versión que disponemos es de la fundición Font Bureau, rediseñada y ampliada en diferentes momentos.

De las tres es la familia que se nos presenta más completa. Disponemos de cursiva y negrita.


Aplicaciones en diseño
A pesar de que este tipo de fuentes puedan parecer arcaicas  se continúan utilizando con frecuencia. La densidad de sus formas, y la necesidad de  interlineado amplio no favorecen su empleo como texto corrido. Aunque es posible encontrar versiones más adaptadas a ello, como la Californian.

Por las connotaciones que implican su uso también es explotado en logotipos. Es frecuente verla en logotipos que aporten un valor tradicional a la marca. A continuación analizaremos uno de los más conocidos en aplicar este tipo de fuentes: el logotipo de Google.



Google es el principal motor de búsqueda en Internet. Fue creado en 1998 como resultado de la tesis doctoral de Larry Page y Sergey Brin, dos estudiantes de Ciencias de la Computación de la Universidad de Stanford.

El logotipo original fue creado por sus autores con el programa libre de edición fotográfica The Gimp. Solo un año después se encargó un diseño profesional. El diseñador Ruth Kedar empleó entonces la fuente Catullo, diseñada en 1982 por Gustav Jaeger.

Catullo se trata de una romana veneciana, inspirada en el trazo caligráfico de la escritura renacentista. Comparte los rasgos comunes al estilo: modulación oblicua, poco contraste, filete de la e inclinado, y trazos terminales oblicuos. Como diferencia, el peso de la letra es más ligero y los remates son delgados, sin la rigidez de los tipos antiguos.

La elección de esta fuente por el logotipo queda justificada por el interés en enlazar la revolución cultural que supuso la invención de la imprenta de Gutenberg, con la que conlleva la aparición de Internet. rememorando el trazo de las primeras letras romanas.

Por su legado histórico las primeras romanas connotan intelectualidad y humanismo. La seriedad o arcaísmo que podríamos asociar con este tipo de letra se ve eclipsado por el uso de los colores vivos, que hace referencia al logo original, inspirado en las piezas de Lego con las que sus autores tenían customizado el ordenador. Como resultado el logo posee un aspecto grácil y amable.


Otro uso típico de esta tipografía la encontramos en el diseño de portadas de libros, especialmente si pertenece a una línea editorial seria y desea connotar tradición. En cambio no es muy recomendable utilizarla para el cuerpo de texto, ya que en general son tipos que cansan la vista. Para este propósito recomiendo cualquiera de las familias tipográficas que constituyen el grupo de las garaldas. En estas centraremos la siguiente entrada de esta sección: Conoce tus tipografías. Estad atentos el jueves, nos vemos.

Entradas relacionadas

2 comentarios

  1. Hola buenas, todas las tipografías nombradas en este artículo son romanas antiguas (garaldas)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iñigo. Clasificaciones tipográficas hay muchas. Yo me baso en la clasificación Vox, adoptada por A-TYP-I. En ésta se diferencia las romanas humanas de las garaldas (Garamond+Aldus). Las garaldas son algo posteriores y pierden un poco el característico trazo a pluma de las humanas.

      Eliminar